Haití no es importante.


Fotografía de Guillermo Casas

Fotografía de Guillermo Casas

Si algo tiene la solidaridad muñida de los desastres naturales es que no es solidaria. Es el impacto mediático, en este caso, de un terremoto, la que provoca que la gente se vuelque en intentar reparar una situación que parece existir solo a partir del desastre. Así que, una vez pasada la avalancha mediática y la riada de solidaridad, generalmente europea y norteamericana, Haití desapareció de la realidad. Las promesas de la reconstrucción, una vez desaparecidas las presiones sociales y mediáticas se evaporaron como se evapora el agua.(Algo parecido a los proyectos solidarios de publicidad)

Solo quedan las ONGs, queda Cruz Roja, queda Intermon Oxfam, queda Médicos Sin Fronteras, lo cual está muy bien, pero hay tareas que sobrepasan los límites de lo que ellas son capaces de realizar. Hay que preguntarse si las ONG son utilizadas por parte de los estados como excusa para abaratar los costes de la reconstrucción o si hacen un papel de reconstrucción y denuncia de los incumplimientos hechos por los países donantes.

Haití solo ha sido noticia a mediados del mes de octubre de 2010 porque surgió un brote de cólera y murieron unos 250 haitianos. Durante todo este tiempo fueron los médicos cubanos los que han estado atendiendo a estos enfermos, por más que se enmascare, por parte de los medios de comunicación, está encomiable labor médica que Cuba presta a los estados más pobres como ayuda propagandística. Ojalá los países desarrollados prestaran semejante ayuda y no solo la propagandística.

Militares, ONGs o personal sanitario, ¿qué es lo que más necesita Haití ahora mismo?

Antes del terremoto moría gente en Haití, el país más injusto de toda America Latina. Pero antes no eran importantes porque no eran noticia. Esta manera de presentar las noticias, además de hacernos acostumbrar a las desgracias, nos presentan una imagen negativa de estos países, solo salen para hablar de ellos cuando hay alguna desgracia.

Antes, ahora y después seguirá muriendo gente en el resto del mundo, sobre todo América Latina y África. Pero no serán noticia hasta que no haya un desastre natural, porque se genera más morbo cuando la naturaleza se ceba con los más pobres. La realidad es que son los países occidentales los que se ceban con los países pobres, son las empresas occidentales, entre ellas las españolas, las que explotan sus recursos naturales sin importarles la situación en la que están las personas que allí vivien.(O importándoles y yéndose a esos países por esas precarias condiciones laborales que abaratan los costes)

Ahora, todo sigue igual en Haití, con la diferencia de que ya no es la noticia, solo es el aniversario de una noticia y la constatación de que la comunidad internacional ha incumplido sus promesas de reconstrucción.

De los 10.000 millones de dólares, sólo 897 millones han llegado a su destino, cuando se suponía que esos 10.000 millones no iban a ser suficientes para conseguir la reconstrucción. Haití no es importante. La comunidad Internacional no es comunitaria.

Anuncios

Acerca de jangas

Estudié Ingeniería Técnica Informática de Sistemas en La Almunia(Universidad de Zaragoza). Soy profesor de Informática. Milito en Izquierda Unida y en Profesionales Cristianos. Tengo una compañera estupenda, Sofía y dos pequeños que llevan menos tiempo con nosotros, Mario y Lucía. Concejal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Palencia.
Esta entrada fue publicada en Ecología y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Haití no es importante.

  1. Demóstenes dijo:

    Vivimos en una cultura de la despreocupación, si no lo tenemos delante de casa es como si no existiera, y que nos insistan en la pobreza de lugares como Haití sólo sirve para que pensemos que son unos cansinos. ¿O acaso no estamos más inmunizados de ver a un niño africano al borde de la inhanición que a una chica española en la mismas condiciones debido a la anorexia?

    Sobre la diferencia de dinero, es terrible. Yo colaboro con una ONG (manos unidas) y no sé muy bien en qué colaboran, pero está claro que si todos diéramos un poquito aunque a duras penas no podamos permitírnoslo, el mundo sería un lugar mejor ^^.

    • jangas dijo:

      Lo que pasa que al margen de la colaboración con ONGs y de que estas estén presentes en las catástrofes, lo que no se puede hacer es que sustituyan a los estados. A pesar de que la ayuda de estos estados, a veces, sean créditos blandos que hay que devolver posteriormente, dinero para gastar en empresas del estado que, en teoría, ayuda, así que la ayuda al desarrollo está enmascarada entre los intereses económicos y geopolíticos. Hay que conseguir por medio de la presión social que esta ayuda se dé(no disminuya como ha hecho el Gobierno) y controlar la trazabilidad de la misma para evitar que la ayuda fomente la corrupción, caiga en manos inadecuadas o genere un modelo excesivamente dependiente en el país pobre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s