Reflexiones sobre la Huelga General


  1. Las sucesivas reformas laborales llevadas a cabo por el Partido Socialista y el Partido Popular han creado un mercado de trabajo(nunca mejor dicho: mercado) donde el empresario tiene todo el poder frente al trabajador que tiene la mayoría pero no pinta nada en la empresa. De tal manera, que las decisiones en la empresa cada vez se van a convertir más en medidas que mejoren sus expectativas sin tener en cuenta las circunstancias de los trabajadores y de las trabajadoras. No se garantiza que las personas tengan prioridad por poder tener una vida saludable, se garantiza que se incrementen los beneficios sin que estos vayan a repartirse.
  2. Movilidad, flexibilidad, competitividad, seguridad forman parte de un vocabulario que no tiene en cuenta las circunstancias que quienes vivimos de un salario tenemos que soportar. Sería beneficiosas para la empresa pero perjudican gravemente a la clase trabajadora que tiene que ver frustrados sus  proyectos de vida, que tiene que sacrificar lo laboral frente a lo personal o lo familiar, dificultando cada vez más la normalización de la vida del trabajador en aras a una crisis de la que nos quieren hacer responsables.
  3. Los piquetes informativos son figuras necesarias ante estas circunstancias de precariedad laboral en las que nos ha tocado vivir donde el empresario tiene poderes omnívoros para depredar a sus empleados para conseguir los beneficios deseado. Criminalizar a los piquetes da una imagen que no es la real, cualquiera que haya estado en los piquetes puede apreciar que las provocaciones generalmente vienen de la parte empresarial o de esquiroles que justifican su trabajo criticando a quienes ejercemos nuestro derecho constitucional a la huelga. Prueba del intento de criminalización ha sido que la valoración se hiciera desde el Ministerio del Interior y de la baja intensidad que se ha intentado dar a la protesta es que fuera una dirección General la que saliera a la palestra.
  4. El resultado de la violencia de los piquetes ha sido una piquete informativa herida por arma blanca en un hotel de Torrelavega, un hombre que entró en la sede de CCOO León provisto de un hacha y una katana, la tensión que hubo en las puertas del Ayuntamiento de Albacete por el Pleno donde se aprobaba el plan de recortes se saldó con manifestantes agredidos por querer acceder al pleno donde se decidía el cierre de determinadas empresas públicas. Al margen de incidentes aislados, que no tienen que ver con los piquetes informativos sino con el creciente malestar de la ciudadanía que siente esta democracia como un fraude a la mayoría de la población y con grupos violentos organizados que lo mismo les da una Huelga General que un mundial de fútbol, que además hacen el juego a la derecha y deslegitiman la inmensa mayoría que protesta pacíficamente contra la Reforma laboral.
  5. Si el pp cree que va a poder haciendo recortes sin que se incremente el descontento y la movilización social, aumentando el desempleo, indultando a los responsables de la crisis que vivimos y que la gente se va a quedar callada en sus casas viendo como desmontan un estado del bienestar que tanto costó a la izquierda construir por medio de reivindicaciones, manifestaciones y huelgas, está muy equivocado.
  6. Si que hubo desde mi punto de vista un exceso de presencia policial, un despliegue y unas órdenes que intentaban conseguir criminalizar a los piquetes: unidades antidisturbios preparadas para atacar al enemigo ese del que hablan los mandos policiales de Valencia, grabaciones de la policía nacional para sacar imágenes de violencia que se hubiesen distribuido ampliamente caso de haber sucedido. En realidad, el Estado pone al servicio de las empresas a los agentes de orden público que reciben la orden de priorizar el derecho al trabajo sobre el derecho de huelga. El partido popular defiende a sus amigos con los medios públicos, como hizo con su vídeo electoral a favor de una reforma laboral injusta, innecesaria e ineficaz.

No resultó el intento de seguir criminalizando a los sindicatos, con una ciudadanía movilizada en contra de unas medidas regresivas que nos quieren quitar derechos sociales y laborales conquistados históricamente. Y no se puede decir que el Partido Popular esté legitimado por la mayoría absoluta de las elecciones generales de noviembre porque las medidas políticas que está tomando no solo no estaban en su programa electoral sino que se manifestaban en contra cuando el PSOE las tomaba en esa línea. Muy clarificador es el artículo de Vicenç Navarro sobre la valoración de la huelga y la criminalización de las manifestaciones por parte de los medios de comunicación.

Anuncios

Acerca de jangas

Estudié Ingeniería Técnica Informática de Sistemas en La Almunia(Universidad de Zaragoza). Soy profesor de Informática. Milito en Izquierda Unida y en Profesionales Cristianos. Tengo una compañera estupenda, Sofía y dos pequeños que llevan menos tiempo con nosotros, Mario y Lucía. Concejal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Palencia.
Esta entrada fue publicada en empleo, Izquierda Unida, Movimientos sociales, política y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Reflexiones sobre la Huelga General

  1. Demóstenes dijo:

    Estoy de acuerdo en general con tus comentarios excepto con el epílogo en el que comentas que todo esto demuestra lo comprometida que está la gente ahora con los sindicatos. Sinceramente no creo que sea así, muchas voces se han levantado quejándose de que los sindicatos ahora se han movido porque les están recortando subvenciones. Pero la gente quería una huelga general, incluso la CNT la apoyaba, y no por hacerle la puñeta a los sindicatos iban a dejar de ir.

    Es como decir que la gente realmente confiaba en que Rajoy / Rubalcaba / Cayo Lara / Rosa Díez para gobernar con el país, pero simplemente estos líderes políticos / sindicatos son lo mejor que tenemos.

    • jangas dijo:

      Uno puede ser crítico con los sindicatos mayoritarios pero también entender que sin ellos no puede haber una huelga general. Habrá que estar pendientes que las reivindicaciones no se diluyan como pasó en septiembre de 2010. Sobre el compromiso, yo no tengo ningún compromiso con los sindicatos, salvo que las medidas que tomen vayan en defensa de la mayoría de la población, entonces estaremos juntos, si de lo que se trata es de hacer un paripé, me borro. Yo no hubiese firmado el Acuerdo para la negociación colectiva porque me parece que son cesiones por parte de los trabajadores que, supongo que intentaban minimizar la reforma laboral, pero no lo consiguieron. Además de haber firmado ahora nos meten una reforma laboral con la que nadie está de acuerdo.(Si tiene 2 dedos de frente y vive/puede de un salario). Sobre lo que dices de Rajoy creo que sí que había gente que creía que gobernaría el país y nos sacaría de esta pero cada vez ha más gente que se da cuenta que saldremos cuando toque pero mucho más perjudicados en nuestros derechos laborales y sociales. (IU no tiene un modelo tan personalista como el resto de partidos)

  2. Demóstenes dijo:

    Ya, sin los sindicatos no se podría montar algo así. La única manifestación grande desvinculada de los sindicatos fue el movimiento de “Democracia Real Ya” pero al final buena parte de la sociedad se sintió desvinculada. Los sindicatos son necesarios, estoy más que de acuerdo. Pero que la gente vaya a la huelga general no demuestra que estemos de acuerdo con ellos, si no más bien que estamos hartos.

    Sobre lo que dices de los partidos, supongo que sí que hubo mucha gente que pensaría que Rajoy lo haría mejor que Zapatero. Pero a lo que me refiero es que la gente que votaba en Rajoy creo que no era porque confiara en su liderazgo sin parangón, porque no es capaz de liderar ni su propio partido, si no que simplemente no querían que el PSOE volviera a ganar y mucha gente tristemente no considera que IU sea una alternativa fiable.

    • jangas dijo:

      Tienes razón, pero entonces lo que hay que hacer es tomar los sindicatos y hacerles más útiles para defender nuestros derechos como trabajadores, no podemos abandonar el sindicalismo porque es una manera de perder poder como clase. Tenemos que defender los nuestro porque otros nos lo arrebatan sin tener que organizar nada.
      La hegemonía bipartidista está empezando a romperse y estamos empezando a percibir que se ve a Izquierda Unida como una alternativa fiable, lo cual no deja de ser una responsabilidad muy grande, que tenemos que ejercer estando cerca de la gente que está en la dinamización social, en la calle, con la gente que sufre esta crisis en sus propias carnes. Tomar la calle es el reto de la Izquierda para que no nos sigan estafando con mentiras, si la crisis es del sistema que dejen de ayudar a la banca que ha sido una de las responsables de que estemos así, que haya una banca pública que ayude a la gente con problemas, …

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s