Chispas de luz


Conciencia colectiva, luces y vida,
más acá de lo imposible: chispas
de artistas pintando de otra manera
una realidad que merezca la pena.

Chavales con bicis y monopatines,
graffiti pintando las paredes de verdades,
parejas besándose en los bancos de parques
restringidos para un uso exclusivo.

Puestas de sol en los alrededores del palacio,
músicos tocando melodías con sus instrumentos,
gestiones indecentes de lo público premiadas.

Restos de sangre derramada por luchas
que fueron necesarias en su tiempo,
pancartas y manifestaciones, mensajes
de miedo transferidos e inculcados
por todos los medios posibles.

Múltiples facetas de una ruina mayoritaria,
decisiones injustas torpemente justificadas
en aras de una recuperación macro
que nunca ha llegado a lo pequeño.

Laponia está en la mente y en la vivencia,
como un modelo que deja lo humano en segundo plano.

La vida laboral como castigo que flexibiliza
y facilita a las empresas cuanto necesiten.

Sin espacio para compaginar cuestiones de gran calado:
Amistad, familia, crianza de las hijas, ocio, compromiso.

El sistema está hambriento,
el sistema es voraz y multiplica los panes
y los peces para comérselos entre pocos.

Un capitalismo destructivo con cara amable,
monstruos de distintos tipos
tomando decisiones perniciosas.

Unos brotes verdes que son restos
de lo que quiere dejar para los pobres.
Cconocimiento profético del dolor necesario,
un desvío de los planteamientos defendidos,

la traición electoral como método de gobierno,
un modelo bipartidista favorecido por élites
que no quieren cuestionar lo fundamental.

Dispuestas a ganar la apuesta contra el mundo.

La pata de la alternancia atenta
para cambiar un poco sin cuestionar el todo.

Rivalidades superficiales en matices,
confrontación en lo accesorio
y en lo fundamental acuerdos.

Salpicaduras de recortes y reformas,
instituciones públicas tomando decisiones
contrarias al sentir mayoritario.

Movimientos dormidos
con claves de épocas pasadas,
mentiras aceptadas esperando
que la suerte vuelva a caer de nuestro lado.

Un lado burqués que siempre anida.
Males menores y necesarios en otros lugares,
burbujas que se pinchan,
reformas que se hacen más malas con el tiempo,
posiciones variantes dependiendo del día
y del espacio que se ocupe en la bancada.

Mis chispas de luz serán tales
cuando disminuyan las víctimas colaterales,
los desempleados sean tratados dignamente y
vivamos las cosas con valores distintos

Anuncios

Acerca de jangas

Estudié Ingeniería Técnica Informática de Sistemas en La Almunia(Universidad de Zaragoza). Soy profesor de Informática. Milito en Izquierda Unida y en Profesionales Cristianos. Tengo una compañera estupenda, Sofía y dos pequeños que llevan menos tiempo con nosotros, Mario y Lucía. Concejal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Palencia.
Esta entrada fue publicada en personal, Poesía y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Chispas de luz

  1. Mariasun dijo:

    Se podría decir más alto, incluso más claro, pero no tan bien dicho…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s