Economía para náufragos.


El pasado martes decidimos en Palencia realizar un taller de economía sin tener grandes conocimientos, estudiamos algunos documentos y pusimos nuestras reflexiones encima de la mesa para conocer un poco mejor la realidad económica que nos rodea. Confluimos con personas pertenecientes a otras asociaciones en la necesidad de colectivizar nuestras reflexiones, compartir lo que sabemos e interpelarnos unos a otros para tener una visión más completa de lo económico.

¿Por qué cuesta tanto ser de izquierdas? ¿No habría de ser fácil y normal que un ciudadano amante de la libertad, de la igualdad de oportunidades, de la autodeterminación de los pueblos, de la redistribución de la renta y de la equidad, mostrase una elemental simpatía por los gobiernos que ponen en vigor estos valores elementales? ¿No es cierto que los valores de cualquier sociedad decente son precisamente los valores de la izquierda y no otros? Es terrible no poder encontrar ninguna respuesta fácil a esta pregunta. (Salvador Giner en El Periódico, 6 de marzo de 2011)

Análisis de determinados puntos para empezar el taller de economía:

  • El sistema económico capitalista ha dejado de ser incuestionable, aquello que había que debatir y argumentar en pequeños corros se puede hacer en las plazas. Las fuerzas políticas que defienden un cambio de sistema porque la crisis actual no se supera con las mismas recetas de los últimos años pueden predicar sin ser tachadas de agoreras, trasnochadas, … El sistema económico ha dejado de ser incuestionable, podemos hablar de capitalismo y ponerlo en cuestión, lo cual era casi imposible hace pocas fechas. Quienes decíamos que el modelo liberal de la Unión Europea tenía pies de barro y las estructuras precarias estaban basadas en principios insolidarios y en beneficio de unos pocos hemos saldo del desierto. Ahora, que el régimen político económico está en crisis las izquierdas tienen que luchar por un modelo económico que cuestione el déficit como dogma imprescindible para la política y que priorice por las necesidades de las personas.
  • El más con menos frente a vivir bien con menos. En la línea de las modificaciones constitucionales de Ecuador y Bolivia que hablan del buen vivir, es necesario invertir muchas de las prioridades que rodean la sociedad del consumo en la que estamos inmersos. Como dice Óscar Carpintero en la reseña del ensayo vivir bien con menos de varios autores sobre el tema: ¿Es posible una vida buena, una vida que merezca la pena disfrutarse, reduciendo al mismo tiempo el consumo de bienes y servicios y nuestra utilización de energía y materiales?
  • Nuestras relaciones con la naturaleza deben cambiar hacia un mayor respeto por la misma, hacia la comprensión que estamos en un mundo con recursos limitados y no podemos seguir explotando el planeta como si pudiéramos tener más tierras que conquistar. Ser ecologista en el mundo de hoy es la única salida posible para el mundo.
  • La necesidad de la política y de politizar a la ciudadanía. Fuera de medidas populistas que anuncian el recorte en cargos públicos, la izquierda tiene que reivindicar la necesidad de dignificar la política, eliminando privilegios, excesos, desmanes realizados por quienes quieren que todo esté controlado por las élites económicas a las que la política y la democracia les molesta. Lejos de estas medidas lo que hay que conseguir que la mayor cantidad de gente posible se interese por mejorar la ciudad, que veamos en actos de transformación de la realidad un medio político que alimente la necesidad de involucrarse en la búsqueda del bien común.
  • Defensa a ultranza de lo público, desde una gestión austera de los recursos de todos, con medidas que garanticen la eficiencia y la prestación de unos servicios públicos de calidad a cualquier persona independientemente de sus ingresos. Lo público con gestión privada desvirtúa la finalidad del servicio que presta al necesitar de un lucro económico que puede hacer que el servicio no se preste de manera pública sino con intereses privados. Público con gestión pública para los sectores estratégicos de la economía, para garantizar una mayor justicia social, la distribución de la riqueza,..
Anuncios

Acerca de jangas

Estudié Ingeniería Técnica Informática de Sistemas en La Almunia(Universidad de Zaragoza). Soy profesor de Informática. Milito en Izquierda Unida y en Profesionales Cristianos. Tengo una compañera estupenda, Sofía y dos pequeños que llevan menos tiempo con nosotros, Mario y Lucía. Concejal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Palencia.
Esta entrada fue publicada en Banca Pública, Ecología, Internacional, Izquierda Unida, política y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s