Guerra en Libia, ahora qué


Aprovechando que la OTAN asegura que no hay solución militar a la crisis de Libia y que el propio secretario general de la organización dice que el país necesita una solución política  e insta a que la ONU debe ayudar a encontrarla. Planteo si las decisiones se han tomado con la debida cordura o se han acelerado por algún motivo que no alcanzo a conocer. ¿No sabía la OTAN que la guerra iba para largo? ¿Creía que con la Zona de restricción aérea todo se solucionaría? ¿En manos de quién estamos? ¿Quién decide bombardear para luego darse cuenta que la solución debe ser pacífica? Supongo que están interesado en dar la razón a  quienes desde un principio nos opusimos a una guerra que considerábamos no llegaría a ninguna parte.

En parte por descoordinación, por los muertos civiles, por el fuego amigo, porque los rebeldes libios han tirado los trastos a la cabeza a la OTAN, porque el malo de Gadaffi ha escondido sus tanque entre la población civil, porque según el criterio de ataque a Libia tendrían que haber atacado Siria, porque en lo único que se han puesto de acuerdo los países de la OTAN ha sido en empezar a sacar petróleo de la zona rebelde. Algunos países ya han reconocido al Consejo Nacional Transitorio(CNT) para poder empezar a comprar petróleo, no sabemos a qué precio, o si será un trueque petróleo por armas, pero cuanto antes mejor así tenemos abierto el grifo del petróleo gobierne quien gobierne.

Una vez metidos en la guerra se dan cuenta de que no hay solución militar y empezarán a dar pasos para una solución política. Para eso no hacían falta bombas, aunque supongo que es más fácil negociar cuando ya se ha bombardeado el territorio y se puede amenazar con volverlo a hacer.

Aprovechamos para publicar el manifiesto que redactamos desde Izquierda Unida en contra de la Guerra en Libia y de la necesidad de seguir movilizándonos en contra de esta guerra, que por muy legal que sea, sigue asesinando a las y los de siempre: las mujeres, los niños y niñas, la gente mayor, los civiles, … Y la necesidad de seguir estableciendo redes que den a la movilización una cierta entidad. Teniendo en cuenta las limitaciones que tiene Palencia como ciudad para este tipo de movilizaciones, pero sin renunciar a las convicciones propias por miedos a las dificultades o a la poca participación. (Apuntar como anécdota, que dejó de funcionar el megáfono y a un servidor le tocó leer a gritos el manifiesto. Por suerte, todavía la voz me responde)

Quienquiera leer un interesante documento, os dejo un enlace a otro “Manifiesto sobre la intervención humanitaria en Libia“, firmado por Arcadi Oliveres, Carles Riera, Carlos Taibo, Carmen Magallón, Francisco Fernández Buey, Jaume Botey, Pere Ortega y Tica Font entre otros. (Estos dos últimos los trajo el Secretariado de Pastoral Social  de Palencia hace unos años para dar una charla muy interesante)

¡Por la emancipación de los pueblos árabes! ¡Ni dictaduras ni imperialismo! ¡No a la guerra!

MANIFIESTO:

La lucha de los pueblos tunecino y egipcio y la victoria de estas dos revueltas populares durante los últimos meses, abren la puerta a verdaderos cambios, posibilitando la construcción de movimientos populares que tomen las riendas de su destino en estos países y en otros necesitados de ese soplo de esperanza. Esta victoria es sólo el comienzo de una nueva era y una fuente de inspiración para todos los pueblos, y esencialmente para el mundo árabe, que aspiran a la libertad, la dignidad, la democracia y la justicia social. Los pueblos del Yemen, Jordania, Omán, Bahréin, Irak, Arabia Saudí, Irán, Argelia y Marruecos y Libia están a su vez en la calle, batallando por un cambio político que ponga fin a sus regímenes autocráticos y despóticos.

En Libia, continua la masacre. Gadafi no se rinde y sus fuerzas leales siguen matando y bombardeando al pueblo libio. Frente a la brutal represión, las fuerzas populares se organizan y poner fin al régimen. EEUU y Europa occidental han intervenido militarmente en el pueblo libio. Estos mismos dirigentes que durante años, le han apoyado, vendido armas, comprado gas y petróleo, rendido honores militares, dado premios y reconocimientos oficiales, … están hoy intentando tomar el control de la situación.

Es de una enorme hipocresía haber intervenido militarmente en Libia, sin considerar que hay otros muchos lugares del Norte de África, de Oriente Próximo y del mundo donde hay dictaduras que reprimen a su población y donde la reacción se reduce a intentar obtener provecho económico y político de la situación. ¿Es tan diferente el régimen de Gadaffi de los de Yemen, China, Argelia, Arabia Saudí o Guinea Ecuatorial, países con los que se siguen firmando acuerdos comerciales o vendiendo armamento?

Cualquier intervención militar se sabe cuando empieza pero nunca cómo ni cuándo acaba. O si provocará una espiral de nuevas violencias. Recordemos los casos recientes de Irak y Afganistán, donde a pesar de los insistentes discursos humanitarios, los intereses políticos, económicos y estratégicos se han mostrado patentes finalmente. Una intervención extranjera coartará la posibilidad de que sean los propios libios los que escojan sus futuro político. ¡Las revoluciones están en marcha y tienen que ser obra de los pueblos, sin injerencias de ningún tipo!

Con esta concentración queremos:

  • DENUNCIAR la dura represión, las detenciones e intimidaciones diarias que se están dando en Argelia, Marruecos, Bahréin, Yemen, Irán, etc. para callar las voces que reivindican un cambio político.
  • CONDENAR el régimen sanguinario de Gadafi y la masacre perpetrada sobre el pueblo libio.
  • HACER PATENTE la permanente hipocresía de los gobiernos europeos y estadounidense que mantienen su política de intereses en la región, una política imperialista que ha provocado, con la connivencia de los regímenes árabes, la miseria social y económica de sus pueblos.
  • EXIGIR el cese de las injerencias extranjeras para controlar los procesos revolucionarios ya en marcha en Túnez y Egipto.
  • RECHAZAR cualquier intervención militar imperialista que, como ya se demostró en Irak o Afganistán, no busca el bien del pueblo sino apoderarse de sus riquezas y asegurar su dominio en la zona.
  • EXIGIR al gobierno la no utilización del Estado Español como plataforma de agresión.
  • LLAMAR a los colectivos sociales y a la comunidad árabe de Palencia que apoyen activamente las luchas de los pueblos contra las dictaduras, por la justicia social, la democracia, la libertad y la dignidad.
  • APOYAR sin reserva las luchas de los pueblos por un cambio democrático en sus países que responde a la esperanza de la población.

¡NO A LA GUERRA! ¡NI DICTADURAS NI IMPERIALISMOS!

Anuncios

Acerca de jangas

Estudié Ingeniería Técnica Informática de Sistemas en La Almunia(Universidad de Zaragoza). Soy profesor de Informática. Milito en Izquierda Unida y en Profesionales Cristianos. Tengo una compañera estupenda, Sofía y dos pequeños que llevan menos tiempo con nosotros, Mario y Lucía. Concejal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Palencia.
Esta entrada fue publicada en Internacional, política y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s