Privatizaciones municipales y transporte urbano


Cualquiera que conozca un poco los vericuetos de las contrataciones públicas de servicios municipales sabe de la imposibilidad de un control efectivo de las mismas cuando estas dejan de prestarse de una manera directa. De ahí que nuestra opción fuera la municipalización del servicio del transporte urbano, en una moción que presentó el grupo de IU en enero del 2013.

Estoy de acuerdo con la premisa que Carlos Taibo comentaba en Palencia en las pasadas jornadas organizadas por la CGT de que lo público por el hecho de serlo no tiene porque funcionar bien y quiero utilizar ese razonamiento invertido: “Lo privado por el hecho de serlo no funciona bien”. A veces hay que exponer lo evidente encima de la mesa a pesar que tendría que ser conocido.

Generalmente las empresas que gestionan contratos municipales funcionan mal para la ciudadanía:

  • Se realiza un pliego a la medida de las empresas. Hay mucho miedo que no haya ofertas y que el concurso quede desierto, lo cual implicaría un ridículo político. En el caso del transporte urbano año y medio de informes y reuniones y la única empresa que oferta es la misma que venía gestionándolo hace once años. La competencia de la que hablan no existe en muchos de los casos son las mismas empresas las que  acaparan servicios. En vez de redistribuir el poder económico se va concentrando en unas pocas manos.
  • El servicio privatizado es más caro: Caso de que la empresa no logre una determinada cantidad de ingresos por venta de billetes y abonos tiene que ser compensada por el Ayuntamiento. Una empresa que preste un servicio municipal nunca pierde dinero porque si esta circunstancia se produce solicita dejar de prestar el servicio y punto. Empieza a condicionar en el momento que su tasa de ganancia no llega a lo establecido. Para la empresa pública, el beneficio no tiene por qué ser económico puede ser socio-ecológico.
  • Las condiciones laborales de las empresas privadas son más precarias que en las públicas. En el caso del servicio de transporte urbano se da la paradoja de que el servicio ya estaba privatizado, por lo tanto se trata de estrujar más a los trabajadores con un discurso hipócrita ante los medios y los vecinos y otro distinto en las comisiones y órganos municipales. Además hay una escasa implicación por parte del PP, sobre todo por la concejala de tráfico, que habla en exclusiva de mantener los puestos de trabajo indefinidos.
  • La finalidad de la empresa es conseguir el máximo beneficio posible. Y esto no siempre casa con la de una administración que tiene que potenciar el uso del transporte público, disminuir la utilización del vehículo privado, favorecer la movilidad en la ciudad, disminuir la contaminación, … A pesar de que últimamente algunos partidos políticos creen que lo importante es conseguir superhábit, de nada sirve eso sino vertebramos una ciudad con un transporte público de calidad que permita la máxima utilización y eficiencia de nuestro sistema de transporte.

El planteamiento privado no debiera utilizarse para sectores estratégicos como el transporte. El caso de RENFE es muy representativo. Lo público se vertebraba de muy diversos ámbitos, entre otros mediante dinero para compensar el déficit. Este déficit se utiliza como excusa para ir privatizándola, algo que ya no vuelve a suceder cuando este déficit sigue existiendo con gestión privada. Cuando empiecen a funcionar los servicios privados del tren, las líneas entre las grandes capitales serán rentables, los precios no serán accesibles para toda la población, se seguirán abandonando estaciones de poblaciones,… Incluso Palencia dejará de ser rentable. Económicamente nuestra ciudad y provincia no interesa al mercado.

Volvamos a la Oferta de la empresa de transporte público para extraer dos datos: 667.516km y 51.002 horas de conducción. Cada conductor son 1776 horas, si se reduce la oferta en en 14000 horas de conducción, está claro que hay 8 conductores que desaparecen. Todo ello a la espera de una implantación nueva que ha contado con numerosas críticas de los colectivos vecinales e incluso las declaraciones del alcalde y la concejala de tráfico diciendo que se iba a modificar la oferta.

Mala gestión, improvisación, falta de previsión y de participación, peor servicio de transporte urbano, menor utilización por parte de los usarios y usuarias, más recursos económicos del Ayuntamiento para pagar este servicio. Parece que el más con menos se convierte en una trampa verbal imposible de llevar a término.

Anuncios

Acerca de jangas

Estudié Ingeniería Técnica Informática de Sistemas en La Almunia(Universidad de Zaragoza). Soy profesor de Informática. Milito en Izquierda Unida y en Profesionales Cristianos. Tengo una compañera estupenda, Sofía y dos pequeños que llevan menos tiempo con nosotros, Mario y Lucía. Concejal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Palencia.
Esta entrada fue publicada en Ecología, municipal Palencia, política, salud y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s